Una de las partes más aburridas de la producción, pero una de las más importantes para terminar correctamente una cancion, es prepararla para la mezcla. Cuando las personas creen que la producción musical es un trabajo sexy y glamoroso, ciertamente no están pensando en el tiempo que se pasó preparando una pista para la mezcla. En términos de emoción, esto puede compararse con cortarse las uñas de los pies pero, al igual que la actividad mencionada, es importante hacerlo bien para evitar algunos problemas mucho más adelante.

Esencialmente, veo la producción y la mezcla como utilizar dos partes diferentes del cerebro. La producción es un proceso creativo donde se quieren dejar fluir ideas e inspiración. La mezcla, por otra lado, es la práctica en la que tienen mayor peso la organización y la toma de decisiones más lógicas.

Esto no quiere decir que no haya creatividad en una mezcla – obviamente la hay. Existe una buena razón por la que muchos productores (incluso yo) prefieren que otros mezclen sus producciones, aunque sean excelentes mezcladores, ya que a menudo puede ayudar al proyecto el que alguien agregue sus oídos y sensibilidad a la música.

Otra forma de dividir el proceso, que a menudo hago, es hacer una mezcla en un DAW completamente diferente, por ejemplo: la producción en Ableton y la mezcla en Logic. Esto no es por a una mágica calidad sónica del DAW. Aunque puedo obtener un agente de publicidad de los habitantes de Gearslutz.com, creo que las habilidades para mezclar vienen 99% del sonido de la mezcla y tal vez el DAW contribuye menos del 1%. Después de todo, ¿puede la gran mayoría de los seres humanos (incluyendo a mí) realmente decir con qué DAW se mezcló una pista? E simplemente que me obliga a comenzar con un estado mental totalmente diferente.

En el mundo actual de la producción en computadoras y de artistas/productores es bastante común que termines haciendo tanto la producción como la mezcla en el mismo DAW. Así que aquí hay cinco consejos para ayudarle a preparar su pista lista para la mezcla y hacer el trabajo más fácil y rápido.

 

  1. ETIQUETE Y ORGANIZE SUS PISTAS

La parte más básica del proceso de preparación de la mezcla es etiquetar cada pista que está en su producción.

Aquí hay ejemplo de como se ve un Set organizado en Ableton Live:

Nunca debe dejar una pista como la que se muestra a continuación llamada ’22 Operador ‘- sin un nombre claro.

Si tiene pistas como ésta, la forma de etiquetar una pista en Ableton Live es mediante Command+R y dándole un nuevo nombre. También le recomiendo dar un color a cada pista. Se logra haciendo clic derecho (Ctrl+Click para los usuarios de Mac) sobre el nombre de la pista:

También me gusta dar estos mismos colores asignados a cada pista a los clips en la vista de Arrangemet, como se puede ver en la foto del Set organizado. Se debe hacer click derecho en la parte superior de los clips y la misma información aparecerá.

 

  1. DESHÁGASE CUALQUIER COSA INNECESARIA

Al convertir un set de producción en una plataforma de mezcla todo lo que no es necesario se debe quitar. Toda pista que esté silenciada se debe eliminar. Además, ya que en Ableton la consola de mezcla está en la vista de Sesión, me deshago de cada clip y escena. Esto le ayudará con el CPU del que hablaremos más en el siguiente punto. Así es como se la vista de Sesión en una de mis sesiones de mezcla.

 

  1. AUMENTE EL BUFFER Y CONVIERTA LAS PISTAS MIDI A PISTAS DE AUDIO

Una de las cosas realmente importantes con una sesión de mezcla es que necesita mantener una gran cantidad de CPU disponible, especialmente si está utilizando plug-ins externos. (Yo uso algunos plug-ins externos fantásticos para mezclar, pero más sobre eso en otras entradas en el blog). Una forma básica de hacerlo es ir a la opción de Audio en las preferencias de Live y configurar el tamaño del búfer en 1024 o 2048:

La segunda y quizás la forma más importante de hacerlo es eliminar todas sus pistas MIDI. Esto cumple dos funciones cruciales. Primer, ahorra CPU, pero quizás aún más importante, lo obliga a dejar de producir. Sí, es muy importante que durante la mezcla no se cambien partes a menos que sea absolutamente necesario para la canción y el arreglo. Reitero, no quiere permanecer en el modo de creación mientras se enfoca en una mezcla y trabajando en audio nos detiene de hacer cambios porque se vuelven mucho más complicados de lograr. Por supuesto, siempre está la opción de regresar a una versión anterior e importar un elemento si es necesario, pero esto tomará un par de pasos adicionales.

Para convertir una pista MIDI en audio en Ableton Live, se debe hacer lo siguiente:

  1. Haga clic derecho sobre el nombre de la pista en la Vista de Arreglo y seleccione “Congelar pista ó Freeze Track

2.  Una vez hecho esto, la pista se vuelve blanca. Sólo entonces puede hacer clic derecho sobre él y seleccionar “Aplanar ó Flatten

Al hacerlo, la pista cambiará a una pista de audio como se puede ver por las formas de onda en el clip:

Solo un comentario en ésta parte. Si usted sigue este proceso, todos sus instrumentos y efectos desaparecerán mientras que se escriben en el audio. En general, considero que esto es algo bueno, pero hay momentos en que desean mantener algunos efectos en la pista para así poder retocar los ajustes durante la mezcla. Si ese es el caso, una técnica que utilizo para mantenerlos es copiar los efectos haciendo Command+C (copiar) y luego de Congelar (Freeze) y Aplanar (Flatten) la pista, hacer Command-V (pegar) para agregarlos de nuevo. Esto puede ser realmente útil cuando se enfrenta el problema como no poder Congelar y Aplanar una pista con un Side chained Compressor o Gate. Simplemente copie el dispositivo, elimínelo, congele y aplane la pista y péguelo nuevamente.

 

  1. AÑADIR UNA PISTA DE ARREGLO

Mi colega en el Clive Davis Institute of Recorded Music de NYU, el legendario ingeniero de mezclas Bob Power, me dijo una vez que “una mezcla es un buen arreglo”. Como en tantas cosas, Bob tiene toda la razón. Lo que se está haciendo al mezclar una pista es asegurarse de que la producción esencialmente cuente una historia musical – se eleva, cae y culmina en ciertos lugares. La música, como el cine, es un arte basado en el tiempo y el oyente espera estos momentos como recompensas. Por lo tanto, no hay absolutamente ninguna manera de que realmente se pueda mezclar una pista a menos que tenga una idea de toda la producción. Una cosa que hago es añadir una pista de arreglo.

Una pista de arreglo es simplemente una pista MIDI en blanco que se encuentra en la parte superior de la producción en vista de Arrangement. Parte de la preparación para mezclar es ordenar la canción en esta pista, usando clips MIDI en blanco. Para ello, simplemente seleccione las barras de una sección dentro de la pista MIDI y use Shift+Command M para insertar un clip MIDI. Seguidamente, utilice Command+R para cambiar el nombre.

Ahora, por supuesto, puede hacer algo similar con Localizadores de Ableton que se encuentran en el menú Crear de Ableton bajo “Agregar localizador” (Add Locator). Yo prefiero el primer método porque puedo dar distintos colores a los clips MIDI y me permite ver el arreglo y las secciones muy fácilmente.

  1. ESTABLEZCA UNA PISTA DE REFERENCIA

Esta es una de las partes más importantes de la preparación de una mezcla. Hoy en día, muchos artistas y productores no tienen acceso a una sala perfectamente sintonizada y altavoces de vanguardia. Por lo tanto, tener una pista de referencia es una de las cosas más importantes que puede tener para su mezcla. Una buena pista de referencia es primeramente siempre un archivo WAV de AIF. No utilice un archivo MP3 o cualquier otro archivo comprimido. Desea mezclar con el audio de la más alta calidad que pueda. En segundo lugar, elegir una pista en un género aproximado. Obviamente, no va querer como referencia para su track de house un track como ‘Silver Apples of the Moon’ de Morton Subotnik. En tercer lugar, elige tus referencias por los productores en lugar de si te gusta la canción. Considero que “Silver Apples of the Moon” de Morton Subotnik es una obra innovadora de un genio, pero si estuviera mezclando una canción pop, estaría haciendo referencia a los éxitos contemporáneos más grandes que pueda encontrar ya que el pop que llega a la cima de las listas generalmente tiene un valor de producción fantástico, incluso si prefiero estar escuchando otra cosa en mi tiempo libre.

Para configurar una pista de referencia, establezca una pista de audio debajo de la pista de arreglos y simplemente cargue el archivo WAV / AIF. A menudo, lo divido en secciones y simplemente  hago un loop de las 16 barras de más peso, ​ya que realmente no me es necesario hacer referencia a la introducción de sintetizador o al outro de batería. Otras veces uso una referencia para el bombo y otra para la voz.

La clave para usar una pista de referencia es la posibilidad de hacer A/B rápidamente en su mezcla. Para hacer esto, usted quiere hacer un par de cosas. Primero, baje el volumen entre -6 y -8 dB. Cualquier pista de referencia estará masterizada y por lo tanto con un volumen más fuerte que su mezcla. Esto es malo porque sus oídos tienen una tendencia natural de asumir que los sonidos más fuertes son “mejores”. Por lo tanto, su mezcla y pista de referencia siempre deben estar en el mismo volumen.

Segundo, utilice la asignación de teclas de Ableton para configurar un Quick A/B Key. Utilice Commando+K para ingresar a la función de asignación de teclas de Ableton y mapee la tecla de punto (.) al botón de Solo de la pista. Con eso puedo escuchar la referencia con el chasquido de un dedo y al presionarlo de nuevo vuelvo a mi mezcla.

Espero que esto sea útil al prepararse para la mezcla y espero compartir algunas técnicas avanzadas de preparación de mezcla también.

Dan Freeman (CØm1x) es bajista, productor musical e Instructor Certificado de Ableton, radicado en Brooklyn, New York. Es también Director del Brooklyn Digital Conservatory y Profesor de NYU.