Esta es una entrada de blog publicada en 2012 que quería compartir de nuevo en español…

Hace dos semanas fui a ver la película ‘Jiro Dreams Of Sushi’. Es un documental sobre Jiro Ono, un chef de 85 años considerado el mayor chef de sushi del mundo. La película es una película hermosa y es realmente un estudio sobre lo que se necesita para convertirse en un artista maestro. En la película, un conocido crítico de comida japonesa lista los atributos que hacen a  Jiro un maestro. Pensé que eran un buen resumen de lo que se necesita para ser un excelente productor/artista, así que quería compartirlos. Aquí están….

 

1. Se toma su arte en serio  –  Esto es, aunque no lo crean, la parte más difícil de ser un artista. La mayoría crecimos en un mundo donde nos dicen que sentarnos en una oficina ingresando números a una computadora es un trabajo “serio”; pero hacer una pieza de música es solamente diversión y hasta frívolo. Así que cuando deseamos hacer música muchos de nosotros, incluyéndome a mí, luchamos contra nuestros padres/maestros/amigos internos quienes nos dicen que es solamente una fase hasta que decidamos lo que realmente vamos a hacer. Lo que usted hace es la cosa más importante en el universo. Puede crear belleza para darle a la gente alegría, éxtasis, tristeza. Le da los momentos fugaces de su vida para hacerles saber lo que realmente es ser humano. Y en nuestro viaje en este plano, necesitamos estos momentos espirituales tanto como alimento o agua para hacer esta existencia significativa.

2. Voluntad de trabajar duro – Esto es obvio. He estado en la escena musical de Nueva York durante más de una década y la constante que he notado es que el talento es tal vez el 10% de la razón por la que a un artista le va bien. Ética de trabajo y perseverancia es de alrededor del 90%. Realmente no creo en la suerte, excepto por el hecho de que tienes suerte de estar vivo y en buen estado de salud. De lo contrario, uno crea sus propias oportunidades.

3. Limpieza absoluta – En ‘Jiro Dreams Of Sushi’ la limpieza absoluta se considera una virtud, porque si el restaurante estaba sucio en lo más mínimo, esto repercutiría en el sabor de la comida. En el mundo de la producción, la limpieza absoluta es una virtud porque acelera su flujo de trabajo. Por limpieza, no es necesariamente el poder hacer una prueba de guante blanco sobre su consola (aunque, si puede mantener ese nivel de limpieza en su espacio, su equipo lo amará). Se trata de la organización de archivos, de proyectos, de sesiones. Se trata de mantener sus herramientas en perfecto estado de funcionamiento. Todo esto favorecerá su flujo de trabajo y dejará que el espíritu creativo pase a través de usted sin interrupción.

4. Comando y Liderazgo – Como productor, especialmente como DJ/productor o productor intérprete, usted está a cargo. Aunque esto puede no ser el caso en cada proyecto, llegará un momento en el que tendrá que tomar el mando de un proyecto. Esto no significa que usted no debe ser un colaborador – todos los músicos deberían. Significa que debe tener una visión fuerte, ser claramente competente y tener los otros atributos necesarios de liderazgo: la responsabilidad, la puntualidad y el hábito de mantener los compromisos.

5. Impaciencia – Por un lado, la paciencia es una virtud en la música y el arte en cuanto a que se necesita tiempo para practicar, adquirir habilidades y refinarlas. Por impaciencia, un artista se da cuenta de que tiene algo que decir y que no hay tiempo que perder en adquirir las habilidades necesarias, practicarlas y luego producir lo que tiene que ser producido y sacarlo al mundo. A menudo, puede parecer que hay tiempo de sobra para hacer lo que vamos a querer hacer, pero, realmente no hay.

 

Finalmente, unas últimas palabras de sabiduría de Jiro. En la película, le dice a su hijo: “Un gran chef debe comer lo mejor, para que siempre tengan un mejor paladar que sus clientes“. Esto es cierto con la música también. Escuche sabiamente y escuche a los maestros. Escuche profundamente a los músicos excepcionales de todos los estilos. Esto abre la mente, lo llena de ideas y lo hace canalizar algo de ese dominio en su propio trabajo.

Dan Freeman (CØm1x) es bajista, productor musical e Instructor Certificado de Ableton, radicado en Brooklyn, New York. Es también Director del Brooklyn Digital Conservatory y Profesor de NYU.